8 Mitos Sobre La Depilación Láser

Derribando mitos sobre la depilación láser.

 

Hay muchos mitos referentes a la depilación láser, es por eso que junto a nuestras expertas aclararemos algunos mitos clásicos sobre la depilación láser.

 

Mito 1: “La depilación láser es muy dolorosa

La tecnología de láser diodo es altamente tolerable, si bien puedes sentir algo de incomodidad o molestia, no es dolorosa como puede serlo la depilación con cera. De tener una piel muy sensible se puede aplicar una crema anestésica previa al tratamiento.

 

Mito 2: “Hay que dejar crecer los pelos para ir a cada sesión

Aunque aún existen algunos métodos en los que se requiere dejar el pelo largo para que el láser logre identificarlo, en el caso del láser diodo puedes quitar los pelos con rasuradora o cremas depilatorias entre cada sesión. Además, es súper importante asistir a la sesión con la zona a tratar totalmente rasurada para que el tratamiento pueda cumplir su efectividad.

 

Mito 3: “Provoca cáncer de piel”

Muchas personas piensan que la aplicación de láser en la piel puede causarles cáncer de piel, pero se han realizado estudios que demuestran que el láser no es causante de esta enfermedad. Sin embargo, los pacientes que previamente tengan esta enfermedad deberán consultar a su médico tratante si puede aplicarse el tratamiento de depilación con láser.

 

Mito 4: “A largo plazo daña la piel

La fotodepilación consiste en una tecnología que ataca el folículo piloso sin ningún tipo de radiación acumulable en el cuerpo, por lo tanto no tiene ninguna consecuencia ni a largo o corto plazo. También cabe destacar que en manos expertas es absolutamente seguro, efectivo y no daña ninguna de las estructuras de la piel.

 

Mito 5: “No se pueden depilar zonas sensibles

Todas las zonas del cuerpo se pueden depilar con láser.  Al ser un método que no daña ninguna de las estructuras de la piel fuera del folículo piloso, de hecho es recomendable para las zonas que son poco tolerantes o muy sensibles a la cera como bozo, ingles y patillas. Además evita que se encarnen al crecer y aparezca la dolorosa foliculitis.

 

Mito 6: “El pelo rubio no se puede depilar

Siempre que el pelo es muy claro es necesaria una evaluación para poder verificar si la concentración de melanina es suficiente como para que el láser lo reconozca. Uno de los beneficios del láser diodo es que es efectivo en todos los fototipos de piel por lo tanto si tienes la piel muy blanca y el pelo, a pesar de ser claro, se diferencia lo más probable es que el tratamiento sea efectivo en ti, quizás necesites más sesiones pero a la larga tendrás los resultados esperados.

 

Mito 7: “Todos los métodos láser son iguales, da lo mismo donde lo hagas

Esto es absolutamente falso, las tecnologías láser se diferencian mucho en entre ellas, los métodos antiguos como IPL o luz pulsada, son menos efectivos que las nuevas tecnologías como el láser diodo y en cuanto al láser alejandrina, si bien es un método que tiene buenos resultados es mucho más doloroso y conlleva un proceso más largo desde el disparo hasta la caída definitiva del pelo.

 

Mito 8: “Si tomo sol después no pasa nada, solo no puedo llegar con la piel bronceada a la sesión

El sol es un factor importante dentro del proceso de la depilación láser. Si llegas con la piel bronceada o roja por el sol, aparte de ser peligroso porque se aplica aún más calor del que ya se encuentra en la piel por consecuencia del sol, puede que la sesión no sea efectiva ya que habrá más melanina en la piel y el láser puede reconocer esta como su objetivo. Luego de la sesión tu piel queda sensible por el calor aplicado y si la expones al sol el calor de tu piel será aún mayor y pueden aparecer manchas y causar algo parecido a una insolación en muy poco tiempo.

 

¡Mitos derribados!  Siempre que te encuentres en manos expertas no tendrás ningún problema con tu tratamiento.

¡Pide tu evaluación gratis y comienza tu tratamiento de manera efectiva y segura con Lasertam!

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search