Axilas

El rasurado permanente de las axilas provoca en la mayoría de los casos pseudo-foliculitis y quistes, además de irritación y oscurecimiento en la piel de la zona.

La depilación láser de LASERTAM es la solución para el vello indeseado, ya que destruye el vello desde la raíz, por debajo de la piel, haciendo que se caiga completamente. Después, los poros de la piel se cierran, dejando únicamente una piel sexy y lisa. No más cuchillas, ceras, ni foliculítis.

EL TRATAMIENTO DE AXILAS EN LASERTAM DURA LITERALMENTE ESCASOS MINUTOS Y PUEDES EMPEZAR DESDE TU PRIMERA VISITA.

0