¿Cada cuánto me tengo que depilar con láser?

¿Cada cuánto se realizan las sesiones de depilación láser? O ¿cada cuánto me tengo que depilar con láser? es una pregunta que nos hacemos todos a la hora de comenzar con el tratamiento de depilación láser, simplemente para organizarnos con los tiempos, el rasurado entre sesión y saber si tendremos que asistir de forma semanal, quincenal o mensual, pero lo cierto es que la depilación láser nos otorga algo que ningún otro método puede, TIEMPO, nos da un tiempo prologado sin vello y por ende las sesiones se realizan de forma mensual. Pero, ¿Por qué pasa esto? ¿Por qué debemos esperar tanto tiempo entre sesión? En este blog te daremos las razones del porque deberás seguir las indicaciones de tu kinesióloga al pie de la letra:

Número 1: cada parte del cuerpo tiene un ciclo de crecimiento distinta, por ende, es muy complejo determinar o captar todos los vellos de una zona en la misma etapa de crecimiento, principalmente por que utilizamos distintos métodos para su extracción en distintos períodos, y es por este motivo que se distancian las sesiones entre 1 mes -1,5 – 2 meses o más, para ir capturando los vellos que no se encuentran en etapa anágena .

Número 2 (atención en este punto): es importante no extraer el vello de raíz (pinzas, cera o maquina eléctrica) un mes o un mes y medio antes de la primera sesión de láser, para que el vello se encuentre en una etapa anágena. Y lo más importante durante el tratamiento, el vello solo debe ser rasurado, no podemos utilizar ningún otro método que elimine el vello de raíz, porque así mantenemos el vello en la etapa ideal para conseguir la efectividad del tratamiento.

Por lo mismo, para cada sesión es de gran importancia asistir bien rasurada, lo ideal es que sea al ras, para que la depilación sea menos molesta y que la onda emitida por el láser viaje desde la cabeza del vello, alcanzando llegar al folículo piloso.

Para entender mejor, el ciclo del crecimiento del vello, te dejamos esta pequeña explicación:

Anágena-Fase activa: es la primera fase en la que la raíz del pelo está unida a la papila. Es el estado de crecimiento del pelo. Durante este periodo el uso de la depilación láser será más efectiva para eliminar el vello, ya que se destruye el folículo piloso de raíz por tener una mayor concentración de melanina.

Catágena-Fase de regresión: es la segunda fase del pelo y la más corta. Es  el periodo de reposo de las células. La raíz empieza a separarse de la papila. No hay raíz, El pelo no se cae pero deja de crecer. En esta fase la depilación láser tiene muy poca efectividad.

Telógena-Fase de descanso: es la tercera fase del pelo, la papila desaparece, y el pelo se cae para dejar paso al nuevo pelo que crece en la fase activa. Dura varios meses y en esta fase la efectividad del láser es nula porque el vello se encuentra suelto.

Finalmente, para dejar en claro, la fase anágena, es la fase ideal para realizar el tratamiento con láser diodo, puesto que es donde se lograran mayores resultados, ya que se encuentra en mayor cantidad la melanina activa, tanto en el vello, como en la raíz. Sin embargo, al momento de aplicar el láser, no siempre habrán folículos que estén en fase anágena, pudiendo existir (en menor cantidad) vellos en la fase catágena y otros en telógena. Es por esto, que se necesiten varias sesiones de depilación láser, prolongadas en el tiempo (8 a 10 meses) para agarrar la totalidad del pelo en la fase de crecimiento ideal, hasta eliminarlo por completo.

No dudes en consultar, de manera totalmente gratuita, a nuestras profesionales acerca de los tratamientos, beneficios y horarios de atención. Recuerda que puedas asistir de forma presencial a cada uno de nuestros centros Lasertam o agendar tu hora de forma online aquí.

¡Te esperamos para comenzar a cambiar tu vida hoy!

Dejar un comentario

0

Start typing and press Enter to search